martes, 27 de octubre de 2009

Me siguió como una sombra

Encontramos este perro Violeta y yo afuera de la Universidad... tiene la pata muy herida, lo llevamos al veterinario y le inyectó antibiótico. Desconfiado, le puso un bozal y lo inyectó con miedo e inseguridad. Sombra se estremeció, dio un chillido, pero aguantó. Es muy buena onda, tiene una miradita agradecida, o así la interpreto yo.
Dejó que lo lleváramos, cargado, al coche, aceptó su destino sin preguntas ni protestas. Luego lo regresamos y le dimos croquetas y agua, comía y brincaba, inquieto y feliz. Aprovechando ese oásis de cariño en su vida decidió que no iba a dejar que se acabara y me siguió por toda la escuela, a toda velocidad en tres patas, a la biblioteca, al baño, a mi cubículo. En un momento me perdió y ´siguió desesperado a quien pudo, ahí debí escabullirme pero nooo, no pude, le llamé, pensando que le apaciguaba su angustia de haberme perdido... ¿será?
Y aquí está, muy cómodo durmiendo y si alguien pasa le ladra.
Ya le di lo que pude, no me lo voy a llevar, pero... ¿fue bueno hacerlo? ¿bueno para quién? ¿para mi conciencia o para el perro que se quedará cuando me vaya, de nuevo en la calle, con la pata cucha y el corazón partido porque lo dejé? ¿el corazón de quién se parte? ¿por qué sigo haciendo esto si me duele tanto?...


viernes, 23 de octubre de 2009

Productos buenísimos y más costura

Hoy llegó el pedido que hice a Ursuluz, ella y Lucía hacen cosas ricas y buenas para la salud, vean su blog!!

Mandé un correo a amigas que conocían y no los productos porque iba a pedir y de repente se hizo un pedidote ¡qué bueno para todas! Pongo foto de cómo organicé lo que va para cada una, porque casi no me gusta organizar... tengo una extraña fascinación con hacer que en un espacio todo quepa acomodado muy bien, así tengo el cajón de mis calcetines, o creo que todos los cajones que puedo... uff, un poco neuras, pero bueno.



 También pongo fotos del estuche de agujas que por fin terminé. Ahora estoy en el tema cobijitas, cuatro iguales de doble vista pero con temas diferentes: la de Camila y la que me voy a quedar es de lunas y estrellas, la que será para Eugenio, hijo por llegar del Toro y Mariana será de tema cine porque ellos son cineros y la que me pidió ME para si hijo que todavía ni lo hace ni nada pero ya está segura de que se va a llamar Emilio y que un día de estos llegará, así que la suya es de tema gatuno, por Fújur.




La mía


La de los cineros, a ver si les gusta.


lunes, 19 de octubre de 2009

Perro se fue

Conocí a Perro una noche saliendo de la librería.


Nos hicimos amigos de inmediato, también jugó con Rita y Cora, pero más intensamente fue mi amigo.


Quise hacer algo por Perro, porque creo que la calle es una casa hostil para ellos, para cualquier ser de este mundo, la calle de una ciudad como esta no es hogar, aunque muchos la hacen suya.


Perro nos siguió, hasta que pasamos frente a una caseta de polis que chulearon a Perro, entusiastas. Les dije que Perro estaba vagando, sin collar, sin casa, pero amigable amigo. Ellos dijeron que lo cuidarían, que a veces aparecen los dueños, pasan por ahí y recuperan a sus amigos. O que hay una veterinaria cerca que les busca casa a perros como Perro.


Como esa era mi mejor opción me despedí de Perro, le deseé buena vida, buen destino. Y me fui...


Pero regresé de inmediato para llevar comida a Perro, que seguía ahí y quiso seguirme, mi amigo, pero con la comida logré que se quedara. 


Soñé que Perro corría por un bosque verde precioso, con la lengua colgando, la boca extasiada, todo su cuerpo saltando, feliz.


Desperté temprano, fui a la caseta de polis a contarle a Perro mi sueño. Y Perro ya no estaba. Perro se fue.


Me dijeron los polis que luego de que me fui se fue siguiendo mi rastro, que lo llamaron pero no hizo caso, se fue decidido, como quien va a una cita, así van los peros a veces, decididos, implacables.


En la foto Zoka, sobreviviente dos veces.

Cobija con estrellas y luna

Otra cobija

Esta es la segunda cobijita para Camila, mi sobrina que ya viene. Y en las fotos mi Abue enseñándola.
Orgullo y felicidad.



miércoles, 14 de octubre de 2009

Botones

Así quedó la bolsita con su detalle de botones. A Tania le gustó mucho. A Elena no la he visto, a ver qué dice.

lunes, 12 de octubre de 2009

Lovely Rita


Regalos que van y vienen






Hoy terminé la tercera bolsita, así quedaron los regalos a Ele y Tania, cumpleañeras recientes.
En la otra foto regalos para mí, una botellita de licor de café de Costa Rica que me dio mi amiga maestra san y los tres libros que elegí de la rifa que gané en su blog, en el que por cierto sigue la lista de los libros que está vendiendo baratísimos.

sábado, 10 de octubre de 2009

Hamster

A mi maestra, con cariño

Ayer acabé la bolsa de cintura que le regalé a mi querida maestra san. También hice otra que regalaré a una amiga cumpleañera y tengo que hacer otra que está en proceso. Hoy es sábado y coso, lavo, veo blogs, grabo música en la compu, planeo la comida, en fin. Van fotos de las costureras ayer.
Aquí la puesta del bies que es toda una pesadilla... paz, calma, respirar, el bies es mi amigo...








Finalmente la bolsita para mi amiga cumpleañera, en proceso y terminada


martes, 6 de octubre de 2009

Bailar, moverse, sudar

Hoy regresé a mis clases de zumba... antes me hubiera dado pena decir que iba a zumba, habiendo ejercicios más serios o elevados, como el yoga, que practiqué mucho tiempo pero luego dejé de ir poco a poco hasta que nada de nada, por floja, por que quién sabe.

Cuando probé el zumba ¡qué maravilla! era divertido y sudaba y me movía, además bajé de peso. Pero lo mejor era que me hacía feliz, y muchos otros ejercicios me habían hecho infeliz o los padecía. Por ejemplo el spining ¡aarrrggg! me parece buen ejercicio para el corazón pero qué cosa más ociosa... O una mala clase de yoga, qué tortura.

En fin, qué rico que terminé un día tan calurosísimo sudando euforia.


lunes, 5 de octubre de 2009

Días transparentes


Los días han estado hermosos, despejados, como casi nunca. Desde el lunes pasado además ha hecho rico, riquiísimo calor.
Este es el cerro Yuhualiztli, vecino en mi trabajo.