jueves, 21 de enero de 2010

La bolsa

Desde que me asaltaron y me quitaron la bolsa me puse a pensar ¿por qué cargaba tantas cosas que me importan? Y es que en la bolsa llevaba muchas bolsitas con muchísimas cositas, útiles y curiosas, pequeñas reliquias y también inútiles. Puedo enumerar de memoria lo que traía:
Una bolsa irrepetible bordada por manos zapatistas contenía:
espejito espejito
memoria USB
pequeños post it
una carterita pequeña de piel que me había dado mi abuelito y en la que cabían exacto los boletos del metro
un rosario diminuto que olía a rosas y que si pegabas el ojo a él podías ver una virgencitititia
un envase con pomada de oleo treintaitantos para dolor de cabeza
brochecitos del pelo de todos tipos
un talquito
una pomadita del tigre

En otra bolsa traía:
pastillero en forma de pastilla con cafi aspirinas forte
abanico
pinzas de depilar
pomada de labios que no se consigue aquí y me había regalado Tania (buuuu)
otra pomada de labios de un tono café de l'occitane descontinuada que usaba poquito justo por eso...
líquido limpiador de lentes con un paño

En otra traía muchas tarjetas y credenciales, de las del FCE, tiendas, cine, metrobús, etc.
En otra preciosa carterita todas mis tarjetas y credenciales, esa carterita la recuperé porque mi má me regalo la suya que era igualita.




Una libreta moleskine que estaba casi llena de escritos, sueños, listas de cosas, apuntes de clases, notas de viajes, direcciones... esa me duele más que todo.

Pero todas las cosas se fueron y ya, son cosas. Ahora en la bolsa sólo cargo lo indispensable, por un lado pesa menos y eso me encanta, pero veo con terror que empiezo a llenarla de nuevo. Repuse una versión de la bolsita de las pastillas con una re linda que me regaló maestra san y que es la de las fotos.





Cuántas de nosotras cargamos muchas, muchísimas cosas en la bolsa y cuántas otras llevan sólo lo indispensable.

¿Qué es "lo indispensable" para cada quien?

martes, 5 de enero de 2010

Cocina pre navideña




No había contado que hicimos fruit cakes y tamales costarricenses Maestra san y yo, fue intenso y agotador, trabajamos mucho y acabamos muertas, ella además se levantó tempranísimo y se quedó hasta la madrugada despierta para apagar los tamales.

Estos son los pasteles antes


Y después (mhhhh, deliciosos)



Estos los tamales antes




Y durante su cocción




También nos divertimos y comimos ricas paletas de limón que hizo epepé



Gracias Náhuatl, te voy a extrañar mucho...