martes, 25 de noviembre de 2008

¿Dar? clase

La vida no es un ensayo, aunque tratemos muchas cosas;
no es un cuento, aunque inventemos muchas cosas;
no es un poema, aunque soñemos muchas cosas.
El ensayo del cuento del poema de la vida es un movimiento perpetuo;
eso es, un movimiento perpetuo.
Augusto Monterroso

Les digo a l@s estudiantes que escriban lo que les venga a la cabeza, como una verborrea infinita porque luego podrán tener más material para escoger buenas y malas ideas. Que es un proceso, que cuesta mucho y a veces tarda años... por supuesto se desaniman, lo de la verborrea infinita no les prende y se quedan pausados en trágica escena de salón de clase: chavas y chavos viendo sus cuadernos, con el lápiz en la manao, viendo a la ventana, esperando que no los mire para hablar entre ellos, para perderse, queitecitos, deseando que esta pinche hora y media se acabe porque no les gusta que les confronten con lo que no saben... pienso que piensan, siento que sienten.

Me acerco a una de ellas, especialmente emberrinchada con la actividad, una de las que no trajeron el trabajo que había que hacer por su cuenta, que no vino la clase pasada, que no sabía, que no le interesa, que le da hueva. Le pregunto ¿qué es el conocimiento? me dice que es ese punto en el que uno está y del que luego avanza. Me pareció que sí, pero también que no, en todo caso quería que dijera más y le pregunté ¿por qué? tantas veces que se sintió acosada y la dejé en paz... Hay que saber cuándo retirarse. Ella misma, inspirada por Paz y Cardoza, había escrito en su cuaderno que el conocimiento es la herramienta más poderosa que tenemos para defendernos...

Y yo sigo sin saber, probando y errando, y no acabo de saber cómo ayudar, provocar, convocar, suscitar, despertar, abrir, detonar, cuestionar, a est@s compañer@s que vienen a estudiar una licenciatura.

Pero creo que se puede, que todo el tiempo logro algo, alguito, chiquito, imperceptible. Hago lo que puedo y me gusta mucho.

5 comentarios:

Patokid dijo...

Uno escribe de lo que sabe, probablemente sea necesario conocerlos mejor para proponer un punto de partida.

Mirak dijo...

Ciertamente, gracias por el consejo!!

La Chili dijo...

Órales.
Cómo no me gustan los perros nunca puedo pasar sobre eso y leer acá.
Pensé que todo era sobre ello.
Está chido lo que dices.
Cómo yo estoy muy loquita, cuando estaba en mi clase de literatura de la secu, me concentraba en observar el proceso de creación literaria.
Era muy extraño, el maestro A nos contaba sus viajes con diferentes drogas naturales, luego todos escribíamos, y de alguna manera la creatividad emergía increíble, cada quien a su estilo escrbíamos mucho, y yo seguía pensando, ¿cómo es que nos hace escrbir?

La Chili dijo...

.

Mirak dijo...

Jaja!! conozco a ese maestro... A veces hay que tener magia para ayudar a aprender. Yo estoy en esa búsqueda. Y una aprende de sus maestr@s, como yo de ti, mi maestra de costura. Gracias por pasarte por acá, no sólo de perros hablo y este blog ladra pero no muerde.