jueves, 10 de septiembre de 2009

Nomás porque hoy tengo verborrea

Estoy aprendiendo a coser y me encanta. Tengo una maestra buenísima, se llama Nahuatl y la conozco porque íbamos en la misma escuela. Total, aprender a coser me va a servir para hacer ropa que quiero y hacerle ropa a la gente que quiero y, eventualmente, puede servir a algo que apoye a construir otro mundo posible.

También he pensado en cómo producimos basura y que deberíamos hacer por no hacerlo, consumimos demasiado y desechamos muchísimas cosas, aarrrhgghhhhhghghgh!!
Y hay que ahorrar papel y agua y luz y, y, y, y,

Creo que la comida que damos a nuestras mascotas, las famosas croquetas, está muy mal... porque compramos costales carísimos de piedritas que según esto alimentan mejor que la comida humana al chucho o al gatini, eso si creemos que las marcas mamonas son mejores, porque nuestros veterinarios de confianza nos lo han dicho, porque si no compramos baratas pero igual croquetas. Dicen que es mejor porque además las cacas son firmes y menos apestosas (dudo que el olor se aminore, sólo de recordar las de mi Katara me dio asco). Pero pienso que si balanceamos sus alimentos y hacemos un potaje con lo que necesiten para estar nutrid@s y san@s pues bastaría. Claro, eso implica cocinarles todos los días o cada tres, y si la guardas darles su entibiadita ¿o echarla del refri al plato? :(

También decidí no comprar el alimento del gato Pancho en Maskota porque venden muchos animales y me ofendió sobremanera esa práctica, hoy más que otras veces en las que ofendida y todo les compré. Y es que había un perico precioso súper triste en su jaula, unos perritos arrinconados en sus vitrinas de vidrio, aburridísimos, un camaleón precioso tocando el vidrio, desesperado... a punto del llanto impotente me fui pero luego pensé que hubiera dicho por qué me iba, por qué dejaba de comprar, o de menos debo ir a hacer unas pintas o poner unas mantas que hablen de por qué los animales no debieran ser negocio de nadie ni producto de consumo de nadie... pero en ese punto me confundí mucho y seguí haciendo lo que tenía que hacer.

Mi clase hoy estuvo bien, hablamos de... bueno, yo hablé casi todo el tiempo porque hoy me atacó la verborrea que aviso en el título, hablé del sentido que tiene estar en una universidad pública, la autónoma de la ciudad de México, que existe gracias a la lucha de la gente que se organizó para exigir "escuela en vez de cárcel", que somos producto de esa lucha y de que unos gobernantes hicieron lo mínimo indispensable que todo gobernante debiera hacer. De que si aprender a leer bien y escribir bien sirve para algo, uno de esos algos puede ser regresarle algo a nuestro barrio, pueblo, comunidad, colonia, comuna, edificio, manzana, familia, grupo, y así hacer redes para que el conocimiento se aplique y expanda. ¿Superación personal? ¿Buen trabajo, salario? bueh pues también, pero no sin lo otro, no sin los que faltan porque faltan much@s. Y hablamos de la injusticia, de las calebraciones del bicentenario y les leí el texto de Taibo II que termina diciendo "No creo en la numerología, pero ellos sí, corramos el rumor. Que tengan cuidado" Ello sno entendieron mucho a qué se refería pero luego ya sacaron cuentas y un poco desencajados dijeron 1820, 1920... 2010. Entonces le dimos la vuelta y decidimos que sí veníamos a clase el martes 15 de septiembre porque si con algo hay que festejar la independencia, la patria, es con trabajo, para entender, complejizar, cuestionar, cambiar lo que está de cabeza.

5 comentarios:

Centro la Milpa dijo...

Me hizo pensar mucho lo que dices, comparto muchas opiniones, pero también pienso que debería escribir lo que pienso porque en mi cabeza no hace mucho, yo que soy del planeta de las mamás pienso que hacemos lo mismo comprándoles Gerber (y similares) a los bebés, que habría que hacerse responsable de las propias crías, pero luego, una gran parte de porque no podemos hacernos cargo es porque tenemos que ocupar mucho tiempo trabajando para ganar un dinero que llena un montón de necesidades creadas y que les creamos a nuestros niños y así sin parar y aumentado cada vez.
En fin...
Me encanta darles clase, estoy aprendiendo muchísimo.

Mirak dijo...

Sí, sí, sí... tienes razón, eso de organizarse para hacer las cosas deiferente, escapar de la eterna conquista en la que estamos implica muchísimo trabajo que no podemos hacer porque no tenemos tiempo porque estamos ganado cochino dinero que según este sistema nos da la libertad... es una paradoja horrible, pero hay ejemplos de que se puede de otra manera, ahí están las comunidades atónomas zapatistas y otros esfuerzos citadinos y sub-urbanos que hasta tienen sus propias monedas para hacer trueque e intercambio. Esto lo sé por escuchar un programa llamado "Ecosol" en Radio Educación... habría que conectarse con gente que sté jalando para el mismo lado y no jalar solitas/os y desgastarnos. Se tiene que poder y se va a poder darle la vuelta a esto, no hay que rendirnos!
Gracias por pasar a platicar por acá.

La Chili dijo...

De acuerdo.
Por otro lado me la pasé un ratote dándole a los peces, jajaja, qué enajenante.

Sara Cristina Alvarado Luz dijo...

¿Te acuerdas del Archie? Pues vivó 18 años. Le dábamos de comer los que sobraba del buffet del restaurante. A mis gatos les dejé de dar wiskas porque a mi querido Güicho le dio cáncer y murió a los once.
Mis gatos comen un mejunje buenísimo. Luego te paso la receta. Y me da un chorro de gusto ver que escribes y que estás de acuerdo en que la comida que venden no es comida...
En fin. Luego pongo las recetas que te digo.

¡¡¡Besos!!!

Mirak dijo...

Me acuerdo del Archi de los comics que leíamos en la secun... ahora que lo pienso es odioso, pero todavía lo leo en casa de mi abuelita mientras estoy en el baño, jeje.