sábado, 30 de octubre de 2010

Sólo hablo de perros...

¿Ah verdad?... Hoy no.

Ya viene el día de muertos, que es de mis fechas favoritas. En casa de mi mamá ponemos una gran ofrenda y este año tendrá tres secciones:

Muertos familia
Muertos invitados (quien venga puede traer una foto para la ofrenda)
Muertos ilustres

Tenemos muchos muertos, demasiados, no quiero tener muertos aunque ya qué. Me gusta mucho pensar que en verdad "vienen" pero más que vienen pensar que aquí andan rondando, aunque no los sienta mucho ni nada muy místico, sólo los recuerdo con amor y será que eso los trae.

Pero lo más bonito es cuando los sueño, porque ahí sí que los veo y pasan muchas cosas entre nosotros. Por ejemplo la otra noche soñé con mi abuelito materno, mi Tata, soñé que estábamos en el cuarto más grande de su casa y que le daba un beso tan pero tan vívido que aún puedo recordar la sensación clarísima de su piel suave y mal rasurada, sus huesitos, las hendiduras de los años en su rostro, la temperatura viva de su piel. Ahora que escribo esto viene a mi memoria táctil el contacto con sus manos, era muy especial esa piel, la de encima de la mano, tan suavecita y delgada; sus palmas también eran suaves y como que con la edad el guante se le había hecho grande, le sobraba piel y aún así su mano era firme.

Total que en el sueño me llevaba hacia su clóset que era enorme, tan enorme que adentro cabía un burro de planchar desplegado y había mucho espacio, era como un mundo de chucherías ahí dentro. Él sacaba una chanclas muy chistosas, la suela era un círculo y uno se las ponía como las de pata de gallo, chancla normal pero con suela de sope o tlayuda, y sacaba muchas chanclitas de cuando era niña y me decía que me llevara muchas cosas. Casi no hablaba pero decía "llévate" o "lleva".

De chica me gustaba esconderme, no ser descubierta y fisgonear una situación sin ser advertida, así, una vez me metí al clóset que soñé, bueno, al de al lado, que era el de mi abuelita, y esperé paciente, llegó mi abuelito y ya no me acuerdo si se vistió o qué ví, lo que recuerdo es la emoción alucinante de estar escondida y del peligro de ser descubierta, ahora pienso en el pinche sustote que le hubiera dado a mi pobre Tata abrir la puerta y encontrarme ahí!!!! Por suerte no pasó y no le provoqué un paro cardiaco, puufff!

Cora y a mí nos gusta escondernos uno del otro y espantarnos, es muy divertido para el que espanta ver la carita del otro. Mi Cora es más bueno y me espanta menos, yo más a él, revivo el gusto infantil de esconderme y ni las chuchas me descubren ñaca ñaca.

Anoche soñé a mi hija, una que quizá un día tendré, bien bonita, la llevaba cargando en un rebozo abrazo color rojo, soñé qué práctico es el rebozo jajaja (no es publicidad). Y mi hijita era tan linda y feliz, se miraba en un espejo, porque yo entraba al baño con ella, y cuando se veía reía de verse. Muy chula, me cayó bien.

8 comentarios:

GLORIA dijo...

¡Qué lindo post! Me encantó lo de tu niña.....eso es que ya va siendo hora, aunque yo te veo más con un niño.....no sé por qué, con un machito......
El día de muertos y cómo lo celebran en tu país me encanta desde hace muchos años, me simplifica las cosas..... Hoy he hecho pan de muertos, seguro que nadie de México se comería ni un sólo trocito de lo que yo preparé, pero a mi familia le gustó tanto que ya no queda...jajajaja. Lo pondré en el blog de cocina hoy o mañana y ya verás las fotos porque sale el delantal que me regalaste aquel del estampado como el papel picado....
Besos

Mirak dijo...

Gloria gracias por comentar por aquí, qué gusto!
También me he soñado con hijo niño pero sólo una vez o dos, y con niña muchas. Ya será a su tiempo y a ver qué sale.
También pensamos hacer pan de muerto acá, a ver si nos queda rico, voy a ver las fotos de tu blog de cocina que me encanta.
Besos grandes hasta tus tierras

La Chili dijo...

Que lindo, yo ando tristona porque no puse mi ofrenda, la pondré hoy pero yo sola porque el hermoso está durmiente.
Besos, me gustó saber de tus sueños.

Valentina dijo...

En la ofrenda de mi casa puse una veladora que vale por todos los muertos invitados. Es para que cada quien ponga a su muertito. Originalmente la puse por el bebé de una amiga al que nunca conocimos, pero creo que a él no le importa compartirla.
Vi fotos de tu ofrenda. ¡Qué bonita quedó! Estaba Pancho y creí que era Fújur, descubrí que estaba equivocada por la falta de esponjosidad en la cola.
Yo he soñado a Agus. La sueño muy linda, con el cabello todo blanco y la cara restirada como si se hubiera puesto botox. Me gusta cuando sueño con ella porque sé que está bien. Supongo que fue a la casa y tal vez a la tuya.
Te mando besos y abrazos.

Mirak dijo...

Querida Vale, gracias por comentar, también vi las fotos de tu ofrenda y también pienso que Agus debe haber pasado por acá.
Besos de calaca!!

Chilita vi también las fotos de tu ofrenda y al pillito bello, ánimo chula, están chidísimos tus cursos en línea y tu pan de muerto envidia absoluta.
Besos ticcos

cuadritos dijo...

¿donde están las fotos de la ofrenda sínsín? Yo tambien comí pan de muerto en valparaiso!!!!

besos

Mirak dijo...

Ya casi las subo Cuadritos!!! nos quedó bien bonita e hicimos una fiesta con tinga y amigos vivos y muertos.
Qué bien que comiste pan de muerto!!
Besos

vikareful dijo...

Tu hija, mi nieta también me cayó bien, después de esa descripción, me la imagine como tú de chiquita pero un poco mas risueña por lo que dices, como cuando a nosotras dos nos da mucha risa algo, ah que rico es reír.