viernes, 4 de marzo de 2011

Sol y soledad

Amo el calor, amo el sol. Luego lo odio, me hace sudar, pegajostear, abochornar.
Amo y odio al mismo tiempo muchas cosas...
Amo y odio la soledad, amo y odio los pies fríos, amo y odio hablar y callar.
Odio profundamente la idea de que las mujeres tenemos verborrea, amo que sepamos escuchar y hablar y escuchar.
Amo una tarde soleada, una cama, la desnudez y el silencio después del gemido.
Amo comer, odio estar llena.
Amo locamente estar enamorada, odio a rabiar tener roto el corazón.
Amo lavar ropa, odio sacudir.
Amo los sueños largos, de los que me acuerdo.
Amo besar unos labios carnosos desconocidos.
Odio la saliva de un beso baboso en mi cachete.
Odio odiar, prefiero amar.
Amo la alegria de mis perras en el parque, en el agua, tras lagartijas, tras pelota, tras ardillas, tras otros amigos perros, tras las colas de la gente, tras los niños, tras la comida de quien sea.
Amo la luz...








5 comentarios:

La Chili dijo...

Me mueve tanto lo que dices hoy y quisiera escribir un largo igual, odio, amo y odio odiar, y a vecs también odio amar.
Pero no hay tiempo, corro, corro, y nunca llego.
Besos.
Me encantan las fotos, el mole (es mole ¿verdad?) parece corteza de palmeras.

GLORIA dijo...

Mueves y remueves con tus palabras..... Bellas fotos
Besos

Mirak dijo...

Gracias Chili y Gloria por leerme y moverse con mis palabras. El mole sí parece corteza de palmera ¿qué bonito no? Gloria amarías cocinar en México, hay tantas delicias...
Las besabrazo mucho

bookero dijo...

yo te amo

Mirak dijo...

Gracias...