lunes, 5 de septiembre de 2011

Ventanilla de quejas.

¿Con quién se queja una de esto?

Unos vecinos piden que les poden el árbol frente a su casa porque les está levantando su banquetita (pobre banqueta). Lo podan muchísimo, dejan un muñón de árbol. Lloro por él y me quejo ante la PAOT. Ellos me dicen que darán seguimiento ¿y lo hacen?. Cada tanto me dicen que si ratifico mi denuncia para que continúen, cada tanto digo que sí. En una de sus cartas afirman que vieron lo que yo denuncié, con esta peculiar descripción: "...observando en la vía pública que en el tramo que comprende las calles Mexicali y Alfonso Reyes se ubica un individuo arbóreo que fue severamente desmochado". Bueno, pues ya vieron que sí es cierto ¿y?.

Otra estampa: Los bancos, las filas en los bancos, esperas de más de media hora ¿por qué este tipo de empresas, que se supone dan un servicio a cambio de que los utilicemos para el manejo del dinero, no ofrecen nunca una atención eficiente? Siempre hay unas cuantas ventanillas abiertas y bastantes cerradas ¿no hay gente que quiera trabajar como cajero/a? ¿los bancos no los quieren contratar? ¿qué se ahorran dosificando así su atención?

Las citas con médicos: Pasa que nos llamaos pacientes ¿es por la cantidad infinita de paciencia que tenemos que tener cada vez que vamos a una cita médica? Parece que sí porque siempre hay que esperar.  ¿Por qué te dan una cita? los pacientes respetamos las citas porque así se supone que funcionamos mejor, ordenadamente, y porque sabemos que si llegamos tarde quizá ya no nos atiendan. Pero ellos no, sea porque se retrasan en consultas anteriores o porque no han llegado o porque no, el caso es que una espera y espera. Me parece que la profesión médica debería humanizarse más, muchos doctores y doctoras están ensoberbecidos y cobran mucho y encima cuando llegas a la cita le llaman para que vaya, no vaya a molestarse en esperarte a ti si llegas tarde, mejor tú esperas, por un servicio que estás pagando... y no necesariamente barato.

Los cortes a las vialidades por obras. El otro día por insurgentes, un domingo a las 10 de la noche, empezó a haber un tráfico insólito para esa hora y día. Cuando había pasado más de una hora y logramos avanzar cien metros nos dimos cuenta de que unos camiones y una grúa bloqueaban el camino. Nadie decía nada a la fila kilométrica de coches y automovilistas histéricos que pitaban inútilmente (aunque el pitido ¿cuándo es útil?). De pronto aparecieron unos policías y la gente comenzó a bajarse de sus coches para ver qué pasaba. La respuesta de esos ilustres trabajadores en pro del orden público fue que había que desviarse porque las obras estaban mal e Insurgentes iba a estar cerrado y ya. Los polis apelaban a su  inocencia "nos acaban de avisar, no es nuestra culpa" pero eso no evitó que algunas reinitas de polanco les insultaran. Yo asomé la cabeza por la ventana para decirles que eso no era hacer bien su trabajo que por qué no desviaban antes que, que, que... quizá dije groserías, quizá me grabaron y ya estoy en youtube, no sé, pero lo que coronó la escena fue la frase del policía: "por gente como usté estamos como estamos"... ah bueno.

¿Con quién se queja una de la injusta muerte de una compañera de trabajo? Compañera que en pleno proceso de dar vida muere en su parto... a estas alturas de la medicina ¿dónde estaba el Dr. House? Ah sí, no existe...

Yo digo que ya no esperemos en las consultas de los médicos, si no nos atienden puntualmente hay que irse y decir por qué. Ahora me dicen "pues acostúmbrate porque vas a ir muchas veces al médico y así va a ser, paciencia". De acuerdo, no hay por qué amargarse, pero yo, para no amargarme tengo que hacer algo más que esperar.

Hay que decirle al gerente del banco que por qué no hay más cajas abiertas si hay una fila enorme esperando ser atendida por dos personas.

Hay que impedir que se maltrate a nadie, hay que meterse, decir, gritar. Si roban a alguien frente a nosotros ¿por qué no hacemos un escándalo? ¿por miedo a que nos maten? chale... miedo, miedo estúpido, no hay que tener miedo y paralizarnos y dejar que nos pasen las cosas porque "así son".

Las cosas son como queremos y dejamos que sean... chale ya me puse demagoga? cambio y fuera.