martes, 6 de octubre de 2009

Bailar, moverse, sudar

Hoy regresé a mis clases de zumba... antes me hubiera dado pena decir que iba a zumba, habiendo ejercicios más serios o elevados, como el yoga, que practiqué mucho tiempo pero luego dejé de ir poco a poco hasta que nada de nada, por floja, por que quién sabe.

Cuando probé el zumba ¡qué maravilla! era divertido y sudaba y me movía, además bajé de peso. Pero lo mejor era que me hacía feliz, y muchos otros ejercicios me habían hecho infeliz o los padecía. Por ejemplo el spining ¡aarrrggg! me parece buen ejercicio para el corazón pero qué cosa más ociosa... O una mala clase de yoga, qué tortura.

En fin, qué rico que terminé un día tan calurosísimo sudando euforia.


4 comentarios:

Centro la Milpa dijo...

Que padre, que divertido, luego me enseñas ese pasito ruso.

Princesa de las Islas Fújur dijo...

¡Vamos, vamos!

vEra la tanguera dijo...

ooooooooorales! quien lo diría, pero guapachear siempre alegra los corazones, totalmente comprensible. Pues no más pasando a saludar... me gustó su estanque virtual...

saludines y buenas vibras

Mirak dijo...

Gracias por el saludo la tanguera!!