viernes, 11 de diciembre de 2009

Me asaltaron

Ayer. Se llevaron todo mi sueldo del mes. Bajaron de un coche dos tipos con cachucha y lentes oscuros, uno con pistola haciendo el teatro del corte de cartucho, pistola en alto, actitud prepotente pero nerviosa. Yo iba con un compañero, el de la pistola lo acorraló mientras él decía "qué qué cálmate", pistolitas le botó los lentes al piso y él no paraba con su "qué qué cálmate", parece que eso desconcertó al pistolitas, no sabía muy bien qué hacer, sólo lo amenazaba con darle un plomazo o culatazo, ya no sé.
El otro me agarró del brazo y me dijo que le diera la bolsa... mi bolsa con:
El sueldo del mes recién cobrado
El aifon... chaleeeee
Mil cosas personales que no tienen por qué ver unos idiotas de mierda
La llave de mi coche
Las credenciales que me identifican y ponen mi dirección
Horror. Rabia, muchísima rabia, miedo de que vayan a la dirección de la credencial de electora, que busquen mi coche, que me vuelvan a vigilar y seguir, que sepan dónde trabajo, cuánto gano, dónde vivo, chaleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.
Mierda de todo lo que está descompuesto y que culeros como estos en menos de un minuto se lleven todo mi dinero, qué chingón su trabajo, qué valientes hijos de puta con su pistolita ¿de juguete? y sus cachuchas y sus lentes.
Mierda el dinero malidito el que se llevaron y todas las cosas que iban en mi bolsa los orillarán a desgracias inenarrables, horror sobre sus miserables vidas, si es que hay justicia divina, jajajajaja, sí, como no.
Luego nos hicieron acuclillarnos de espaldas a un coche estacionado, que no nos paráramos o nos cargaba la chingada y se fueron veloces, yo alcancé a ver el carro, no sé qué carro, y las placas con la vista borrosa de la rabia,  indescifrables número y letras... ni siquiera eso para denunciar. Denunciar a quién ¿a nuestras flagrantes instituciones de justicia? jajajajaj, sí, como no...
Qué horror, qué ciudad, qué mundo patas arriba...

7 comentarios:

La Chili dijo...

Ay amiga linda, que pena me da esto, y tristeza y horror y rabia y ganas de...
Te mando un abrazo fuerte, y deseos portectores.

Becca dijo...

Ay Mirak, qué horrible. Te entiendo perfectamente porque yo pasé por varias situaciones así cuando viví allá. Me robaron dos coches e intentaron con otro, todos con violencia y yo sola. La rabia, la impotencia, el miedo, de ser una buena persona de pronto te sorprendes deseándoles lo peor, sed de venganza, malditos...
Pero te digo lo que se dice, consuelo al fin, pero es verdad: afortunadamente nada te pasó a ti, no te hicieron más daño y "sólo" perdiste lo material.
Lástima que sea demasiado tarde el consejo, pero hay que tratar de no cargar identificaciones ni llaves ni dinero en la bolsa de mano, sino en bolsillos de la ropa. Mi más sentida solidaridad emocional
Saludos..

L dijo...

Ay Karim, desde ayer que leí tu post me dio mucho coraje de que te haya pasado esto, coraje de que aún sigan sucediendo estas cosas. Supongo que cualquier palabra de consuelo se queda corta a pesar de que sí, efectivamente tú estás bien y eso es lo que más importa. Un abrazo

Lizette

GLORIA dijo...

Qué pu....! No me puedo imaginar el miedo y la rabia que tuviste que sentir.
Desde aquí te envío mucha energía de la buena y muchos pensamientos positivos para que te sea "recompesado" por otro lado.
Besos.

Mirak dijo...

Gracias queridas por sus palabras de aliento y buenas vibras, me hacen mucho bien.
Ya ni modo, me cudaré más, ni modo... chale, pero qué rabia.
En fin, gracias, gracias y más gracias.

vEra la tanguEra dijo...

¡íjoles! No sé que decir... ¡diablos!

Buena vibra... Abrazo

Es lo que se me ocurre...

Muchos...

Mirak dijo...

¡¡GRACIAS A TODAS POR SUS BUENÍSIMAS VIBRAS!!