martes, 15 de diciembre de 2009

Y para colmo...

Ayer atropellaron a la Katara, nuestra perrita la pico, la sobreviviente de parvovirus.


Está bien, está viva, madreada y adolorida, pero se va a poner bien y correrá de nuevo como galgo.


Estas fotos son del sábado en Chapultepec, nuestro paseo favorito.







Y luego de su accidente, con el veterinario...


4 comentarios:

Centro la Milpa dijo...

Que pena, que pena, que pena y que tristeza y que coraje.
No entiendo nada, porque apenas hoy me enamoré de un perrito que me veía con cara de llévamoe contigo y movía su patita.
Pero lo siento, y envía un abrazo a la convaleciente.

Mirak dijo...

Gracias Epepé, y parece que ese perrito te conquistó eh? jejejeje viva!!
Besos

Alicia Andares dijo...

Rimkichi: pobre, linda la Katara, aaaay. Yo siempre temo mucho que me atropellen al Chenek. Queríamos enseñarlo a caminar solo pero junto, o junto, pero solo. Nomás no se pudo su instito canín sociable lo empuja a atravesarse las calles sin pensar nomás ve niño, can o perico. El otro día se le soltó a Noé y estuvimos a un tris de la tragedia. Se me hicieron yoyo los ovarios. El corazón mese aceleró tanto de miedo maternocanil. Total que te entiendo amiga, por la una tragedia y por la otra. Lo bueno de todo esto es que tú eres un alma cálida y plena de luz, y estas cosas son como las que no matan: nomás fortalecen. No sé muy bien en qué, pero eso creo. Así que le mando vibra curativa y alivianadora a la Katara y a tí, y a Rita, y al Cora y a las plantas y a esa casa entera, para que reine de nuez la paz y la calma. Y la salú, y la abundancia, mana. Te quiero mucho mucho mucho muchote.... Abrazos.

Mirak dijo...

Gracial Lichita chula, estamos bien, estaremos mejor. Gracias por tus vibrosas, yo también te quiero muy.