sábado, 15 de mayo de 2010

Horror sobre ruedas

¿Por qué mucha gente, alentada por los medios chafas de comunicación, pone el grito en el cielo cuando hay marchas, plantones o bloqueos que impiden la libre circulación de los coches?
Todo el tiempo se puede escuchar la frase "está bien que protesten pero que no se metan con la circulación", eso es igual a "yo tengo más derecho a circular que ustedes a protestar" el individuo por encima de los muchos, pero, esto que digo es tramposo, porque el del coche no es uno sino miles, entonces son dos colectividades, aunque unos organizados para algo, otros circulando, individualmente, aunque sean muchos.
En fin, no quería hablar de eso, sino de ¿por qué la misma gente que se espeluzna con las marchas, etc, no se indigna igualmente cuando un estúpido accidente bloquea el camino? es porque es un accidente y nos merece compasión? Pero pensemos: muchísimas veces que la gente choca es por idiota, por descuido, por estar con el teléfono, por aferrarse a pasar, por distracción, por imprudencia... y todo eso es responsabilidad de quien lo provoca, no "pasa", lo hacemos pasar. Creo que puedo hablar de ello porque desde que manejo he chocado bastante, y siempre ha sido por alguna de las razones anteriores, ya sea cuando choqué yo o cuando me chocaron.
Entonces ¿por qué no se despliegan fuerzas de seguridad pública para desalojar a los de un choque tan pronto como lo hacen con un plantón? y por qué cuando los automovilistas pasan no les gritan ¡muévete!  o mientan madres con el claxon o algo. Nada... nada de eso pasa, al contrario, el tráfico se hace más lento porque la gente detiene un poco su marcha para mirar y decir "no mames, qué madrazo" ajá...
Me llama mucho la atención eso y me enfurece.
Ayer pasé una hora en un trayecto de 5 minutos, recorriendo menos de 2 km, sobre periférico a la altura de Cuemanco. Un camión le había pegado a un coche, había una patrulla pero no hacía nada, todos seguían ahí, supongo que esperando al seguro (a veces no mueven los coches para que los aseguradores evalúen quién tuvo la culpa, para que pague). Y sus ocurrencias, la de chocar por idiotas y la de no moverse unos cuantos metros adelante donde ya no estorbarían, provocaban que miles de coches circularan a vuelta de rueda desde el reclusorio Ote. hasta Cuemanco...
¡¡¡No es posibleeeeee!!!
Y qué lástima que por esa estupidez muera gente.